Slopestyle Freestyle Ski (SS)

El Slopestyle hace su debut olímpico en los JJOO de Sochi 2014. La disciplina consiste en descender por una pista con varios obstáculos como saltos, barandillas y cajones. Los jueces puntúan amplitud, originalidad y calidad de trucos. La disciplina tiene sus raíces en deportes como el skate y la BMX y es un éxito en el mundo de los deportes de nieve tanto en esquí como en snowboard.

El Slopestyle es uno de los deportes de nieve más accesibles, ya que prácticamente cada estación de esquí cuenta con un snowpark donde los esquiadores pueden aprender a saltar, deslizar y grindar. Los trucos del slopestyle se clasifican principalmente en cuatro categorías: giros, barandillas, grapados y mortales. En competición los jueces juzgan en función de: la amplitud, el grado de dificultad de los trucos, la ejecución y la impresión general, incluyendo el estilo personal del deportista.